Connect with us

Ubicaciones

Cómo tratar a una prostituta: cinco preguntas que nunca deberías hacerle

Una chica 61583

Cambiar los roles en el hogar y los estereotipos son esenciales para lograr igualdad de género en el mercado laboral. Hillary Clinton exploraron estrategias para alcanzar equidad de género en el mercado laboral. El estudio, que también analiza las diferencias salariales de minorías étnicas en la región, apunta que, si bien la brecha salarial promedio entre géneros disminuyó del 25 por ciento al 17 por ciento entre yla disparidad sigue siendo muy alta y queda mucho trabajo por hacer. En base a los datos que arrojaron las encuestas de hogares, las mujeres sólo ocupan el 33 por ciento de las profesiones mejor pagadas en la región, como la arquitectura, la abogacía o la ingeniería. El proceso para cerrar estas diferencias ha sido muy lento ya que los estereotipos y las percepciones erradas de los roles de hombres y mujeres han distorsionadolas interacciones, no solo en los lugares de trabajo sino también en los hogares. Las mujeres tienen una mayor tendencia a trabajar medio tiempo, en el autoempleo y en la informalidad. Mientras uno de cada diez hombres trabaja medio tiempo, una de cada cuatro mujeres accede a esta forma de trabajo. Esto puede ir en detrimento de su experiencia y desarrollo profesional, causando que las brechas de salarios crezcan con la edad.

El miedo es una sensación de agonía, en distintos grados, provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. El estado interno que genera inmoviliza y provoca trastornos de aparte tipo a las personas que lo padecen. El miedo es una de las mayores limitaciones humanas, puesto que casi todo lo que quiera proponerse un ser humano tiene una aportación de riesgo, lo desconocido y el resultado incierto, que se asocia frecuentemente con la emoción del miedo. Desde que nacemos hemos sido inculcados para sentir miedo, en vez de afianzar nuestro coraje, determinación y valor. Por aspectos culturales, de descendencia, por afición a la sobreprotección -que nada tiene que ver con el cuidado y la afectividad bien entendida- y por la necesidad de control. Así que es posible que te hayas asiduo a vivir con miedo.

Bebedero de la imagen, Bruce Pie de foto, Bruce Tulgan es autor de libros como El arte de hacerse indispensable en el trabajo. Si haces eso muestras respeto, no solo por la otra persona, sino también por el requerimiento planteado. Fuente de la imagen, Getty Images Imaginemos que la persona a la que le tienes que decir que no es tu jefe. Y si haces buenas preguntas, es una oportunidad para demostrar tu talento y tus conocimientos sobre el tema.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.