Connect with us

Costumbres

¿Cómo saber si tengo adicción a la masturbación?

Donde conocer un 593288

Solo hay que ser lo suficientemente valiente para ir a buscarla. Aquí te dejamos 9 secretos para encontrarlo y disfrutarlo. Los 15 mejores masturbadores masculinos. Y aquí tienes todos los secretos para que así sea. La estimulación de la próstata puede ser tan placentera que algunos expertos en salud sexual han apodado a la próstata el punto G masculino.

Empero, en épocas anteriores, los moralistas gastaban mucha tinta en advertir de los peligros de las acciones manuales o digitales que, aplicadas por el apoderado en la verga, la vagina, el clítoris, el ano, o regiones adyacentes, iban dirigidas a satisfacer la lascivia. Los moralistas aseveraban que la onanismo provocaba, en los hombres, pérdidas de fósforo cerebral a través del esperma. Se hablaba de «demencia precoz locura masturbadora», y también de varices, colitis, prostatitis, endometritis, depresión, tuberculosis, ineptitud para el trabajo, dificultad para el análisis, espasmos cardíacos, irritabilidad y debilitación ocular. Todas estas alucinantes fantasías formaban parte de la educación moral impartida en los colegios de la primera centro de nuestro siglo, que, en nuestra Patria, duró hasta el tercer pieza. La «patología» de la masturbación servía de argumento propagandístico para uso de los buenos padres de familia, y de los santos varones y mujeres que nos educaban en los colegios religiosos de la época.

I La forma en que se produce el descubrimiento tiene mil versiones, empero la alarma suele ser igual de grande. Isabel se despide de su marido, sale de su casa apresuradamente pero, ya en el garaje, se da cuenta de que no lleva puesto su anillo favorito. Lo dejo en el lavamanos. Temerosa de que caiga por el sumidero, regresa. Ejem, mejor afinamos, porque para ser exactos, no es del todo así: el automimo no suele ser bien gastado o aceptado cuando se practica teniendo pareja. Pongamos los puntos sobre las íes. Seamos claros, hay momentos en que uno solo desea ocuparse de su propio placer, centrarse en sí mismo, sin molestarse en tener en cuenta los deseos y necesidades sexuales del otro. Y no acaban allí sus virtudes.

Al final, me preguntó si tenía webcam. Ella conectó su video y cuando la vi resultó ser una fámula muy bonita. Con una chica como ella, uno puede llegar a extraviar la cabeza. Continuamos hablando, pero únicamente a través de mensajes. Me dijo que temía que su hermana la oyera.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.