Connect with us

Costumbres

10 COSAS QUE VER Y HACER EN BOSTON EN DOS DÍAS

Amigas hacemos salidas 396481

Claves para superar la dependencia emocional a la pareja Recomendaciones a las personas que experimentan dependencia emocional con respecto a su pareja La dependencia emocional a la pareja es un estado natural que se genera en cualquier relación de afecto. Siempre que existe una vinculación afectiva vamos a desarrollar un estado de dependencia emocional hacia esa persona. El ser humano necesita una seguridad en el querer de las relaciones de apego, ello favorece la vinculación, la protección, la seguridad y la autoestima de los miembros de la relación. Sin embargo, cuando una persona ha desarrollado relaciones inseguras en etapas tempranas, con los padres o los hermanos puede generar un esquema mental inseguro en las relaciones sentimentales que facilite un aumento en el grado de dependencia emocional cuando éstas se establecen. Cuando este grado de dependencia emocional es alto y disfuncional, es decir, en vez de asegurar la relación sentimental la entorpece, hablamos del problema de la dependencia emocional. En todo momento quieres estar junto a tu pareja, no soportas la distancia física ni mucho menos la psíquica que tu pareja no te preste atención. Sensación continua de necesidad del otro.

Cuando estaba en aquello entreví o vi cuando se marchaban algunos, después de marcharme he visto que no eran algunos sino desbandada. Ellos no sabían que no volvería, tuvieron que descubrirlo con el paso del tiempo. Se que cedí a mi conciencia cuando ella me susurró que si quería mantenerme cuerdo: cerrara la puerta por fuera. Celebro el día en que lo hice. Celebro el día en que los encerré en el laguna.

En lugares comunes, frases hechas. Nada demasiado profundo ni serio; tan solo recitar unas pocas palabras hasta que alguien de los interlocutores decidiera poner guía a su puesto o a su casa, con sus verdaderos amigos, galán o familiares. Seguramente el lector recuerde con ternura esos momentos en los que las conversaciones no estaban capitalizadas por el coronavirus y había que recurrir a cualquier tema por bastante ligero que fuera para charlar un poco, no mucho, con esa andoba que simplemente te caía bien y a la que veías casi todos los días al vivir cerca o compartir la misma hora de entrada y salida a vuestro centro de trabajo. Opinión Te cambio a tus amigos por los míos, que ya me aburren: elogio de los desconocidos Héctor G. Barnés Es lo que tendemos a denominar como conocidos o gente maja.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.